Home Walking and testing El Nacional: nuevo espacio gastronómico para guiris

El Nacional: nuevo espacio gastronómico para guiris

Escrito porivanlozano 19 febrero, 2015

Con mucha curiosidad acudimos a ver el nuevo espacio gastronómico de Barcelona: El Nacional ubicado en pleno Paseo de Gracia en lo que antaño fue un parking de coches, café teatro, una fábrica de tintes, un multiconcesionario de coches antes de la Guerra Civil. Nada más entrar nos encantó el ambiente colonial del espacio, con una luz muy de salón de finales del siglo XIX y con ventiladores de techo colocados por todo el espacio y una decoración muy cuidada.

En un principio pensábamos que íbamos a un lugar de tapeo similar al mercado de San Miguel o de San Antón en Madrid, pero pronto descubrimos que muy poco tenía que ver. El local cuenta con 4 espacios y 4 barras. Un restaurante de carne, un restaurante de pescado, un restaurante de tapas y arroces y un restaurante rápido delicatessen. Cuatro espacios diferenciados que se complementan con 4 barras especializadas en: cerveza, vino, cava y cócteles. Nosotros probamos “La tapería”, por aquello de que somos muy aficionados al picoteo y porque salimos tarde del teatro y era lo más rápido para comer algo. Tuvimos que hacer poca cola para que nos sentaran en la mesa, sí, habéis leído bien, para ir de tapas te sientan en la mesa y que una camarera, no del todo simpática, nos quisiera vender la moto de que o pedíamostapas frías o no íbamos a tener suerte porque las calientes escaseaban y no iban a salir más. Decidimos no hacerle caso y optamos por esperar a que salieran calientes y, salieron, y muchas.

Los camareros, vestidos de Replay, cantaban las tapas como si estuviéramos en un chiringuito de Málaga, cosa que me pareció muy atractivo. Lo que no me pareció tanto fue que las tapas eran mini tapas. Optamos por la croquetas (dos) para abrir boca, para seguir por un arroz negro, un solomillo con pimientos, un sucedáneo de huevos rotos, que creo que el huevo era de codorniz por lo pequeño que era y dos bombas “Barceloneta”. Todo ello lo acompañamos con dos cañas servidas en un bote de mermelada o conservas, muy original la verdad. El resultado: nos quedamos con hambre y por todo ello nos pasaron una cuenta de 30 euros (las tapas tienen un coste medio de 4,5 euros cada ración).

 

Con lo que lo ponemos en la lista a El Nacional de que no es necesario volver, a no ser que moderen sus precios. Resumiendo, el local espectacular, un excelente, pero no es un sitio donde haya que ir más de una vez por sus precios sobrecargados y la poca cantidad de las tapas. El otro concepto similar que hay en Barcelona, el “Mercat Princesa” también es caro, pero al menos comes y no te vas con hambre, con lo que creo que “El Nacional” es otro sitio para guiris.

También te puede gustar

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-42057872-1