Home Está pasando El lumbersexual

El lumbersexual

Escrito porivanlozano 13 febrero, 2015

Ya no es noticia aquella que exclamaba que el hombre se cuida cada vez más. Que se gasta dinero en cosméticos, en ropa, accesorios, etc. Ya sabemos que los hombres nos cuidamos, que estamos en nuestro derecho de hacerlo para sentirnos mejor. De aquel prototipo que teníamos de hombre metrosexual como David Beckham o el hortera de Cristiano Ronaldo estamos evolucionando al hombre lumbersexual (del inglés ‘lumberjacket’, leñador). Cabello desaliñado, pero muy cuidado en el fondo y barba larga, muy larga y también estratégicamente cuidada, así como una amalgama infinita de tatuajes.

Primero llegaron lo que muchos gurús de la moda denominaron ubersexuales, hombres elegantes, masculinos, fuertes e inteligentes representados por Paul Newman o George Clooney. Deja spués llegaron los metrosexuales, capitaneados por David Beckham. Ahora las revistas de moda más influyentes de Norteamérica han centrado su atención en una nueva “tribu” que se pasea por Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Miami… Se trata de hombres que en apariencia no se afeitan, son un tanto sucios, pero pueden gastarse ingentes cantidades de dinero en mantener ese look muy estudiado.

Efectivamente, los lumbersexuales son lo más parecido a un leñador: la mencionada y fundamental camisa de cuadros (rojos y negros, a poder ser), pantalones vaqueros desgastados, botas y por supuesto, una barba de muchas semanas. Este es el elemento fundamental para ser un buen lumbersexual. Y si hace falta un toque extra de virilidad porque la genética no aporta todo el pelo que uno quiere, el lumbersexual sale de la ‘selva’ y recurre al implante: clínicas estéticas de Gran Bretaña y Estados Unidos han multiplicado en los últimos años los implantes de barba a un precio medio de 6.000 euros. Todo sea por estar a la última.

Las revistas de moda ya empiezan a poner nombres a los nuevos embajadores de este nuevo estilo. De Hugh Jackman a Ryan Gosling, pasando por Jhonny Depp o Robert Pattison, aunque un pequeño paseo por Barcelona puede descubrirle a más de uno y más de dos lumbersexuales locales y anónimos. Están reproduciéndose a marchas forzadas. El hipster gafapastas pierde su reinado, bienvenido lumbersexual.

Fotos de @TruLumbersexual y Salerm Cosmetics by David Martínez

 

 

 

 

También te puede gustar

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-42057872-1