Home Walking and testing
Category

Walking and testing

Lo retro, lo vintage o lo de antaño, como quieras llamarlo vende mucho, eso no cabe duda. Por eso muchos diseñadores de muebles, ropa o espacios están volviendo su mirada unos cuantos años atrás para actualizar conceptos y adaptarlos a nuestro presente. Es el caso de Softheads, un proyecto que se sitúa en la frontera entre el arte y el diseño cuyo concepto consiste en presentar unas piezas que den un giro contemporáneo a la vieja  costumbre de coleccionar trofeos de caza. Todas las piezas son blandas, realizadas en tela y son producidas localmente en Barcelona.

 

¿Quién no recuerda el típico bar del pueblo con una cabeza de toro de verdad presidiendo el sitio más exclusivo del local? Yo personalmente sí, en Medina había uno… También me acuerdo de esas excursiones a Riofrío en Segovia y ver piezas de caza colgadas del palacio. Ahora obviamente colgar estas cabezas de verdad no es una costumbre que esté muy bien vista. Cosa que no pasa con los ideados por Softheads que tan un toque de simpatía en cualquier pared.

Nosotros presidiendo nuestro salón tenemos a Manolo, nuestro toro de Softheads, el que considero yo la joya de los diseños de esta idea que nació en 2011 y fue concebida por el artista visual Sergio Roger entre Berlín y Barcelona.
Esta marca nació con el fin de acercar esta idea al mundo del diseño y del producto artesanal.  Además de ofrecer nuevas colecciones y modelos cada temporada, Softheads realiza piezas a medida para proyectos de interiorismo de todo tipo y colabora con otras marcas, diseñadores y artistas.  Hasta ahora Softheads ha tenido la oportunidad de trabajar con Barneys New York, Victorio & Lucchino, Gancedo y el Hotel Ritz – Palace entre otros.

 

En el catálogo de animales tienen caballos, renos, ciervos, pero tras el toro, que para mi es la pieza estrella, estaría el perro. Todo están realizados con tela en diferentes estampados. Además una serie de estos animales están realizados a partir de telas tejidas manualmente en la indía que luego son confeccionadas por artesanos en Europa. Conjuntamente con el quipo de IOU Project han seleccionado una serie de tejidos manufacturados en Madrás, región del sur de la India, para presentar esta nueva colección. Cada pieza es única y ha sido confeccionada cuidadosamante en su estudio en Barcelona. Esta colaboración puede encontrarse en Barneys New York.

En cuanto al precio, tengo que decir que no son baratos, aunque por 85 euros pueden tener un Softheads en tu casa. Si quieres más información puedes visitar su página web: http://www.softheads.net

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Si tuviera que describir la serie de Netflix Santa Clarita Diet no sabría muy bien cómo catalogarla. Comedia de terror quizás, no lo sé… El caso es que esta serie, fácil de ver por sus capítulos de 30 minutos, guarda una sátira crítica al “way of life” americano. Santa Clarita Diet está protagonizada por una sublime Drew Barrymore y Timothy Olyphant. Ambos son Joel y Sheila Hammond agentes inmobiliarios y residentes en Santa Clarita, en la periferia de Los Ángeles. Su vida es bastante normal, hasta que Sheila empieza a encontrarse mal y vomitar hasta que parece que ha fallecido, pero en realidad se ha convertido en una “zombi”. La familia descubre esta transformación cuando la encuentran comiendo a su compañero de trabajo, Gary. Esto hará que vivan una vida loca y completamente absurda.

Para promocionar esta ficción, Netflix ha vuelto a dar en el clavo utilizando las pantallas gigantes de Time Square en Nueva York. En el spot los protagonistas parece que están realizando una promoción normal de la ficción, hasta que Drew Barrymore en el papel de Sheila va pasando de pantalla en pantalla comiéndose a los protagonistas de los anuncios que están en las pantallas situadas junto a la que están ellos. Sin duda una idea brillante para promocionar una seria que es muy alocada. #esbi

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Me alegro mucho de los éxitos de mis amigos, pero además de alegrarme considero que es de justicia. Seguro que muchas veces nos hemos imaginado a animales en cuerpos de personas, ¿no? Pues el fotógrafo Miguel Vallinas si que lo ha hecho. Segundas pieles se titula su ingeniosa propuesta fotográfica en la que ha realizado una simbiosis entre el animal irracional y el animal racional. Vallinas ha realizado un buen trabajo de producción en el estudio cuidando hasta el último detalle, empezando por la iluminación con fondo negro, hasta llegar al vestuario, pasando incluso por la expresión de las propias caras de animales, que incluso rizando el rizo puedes ver reflejada su personalidad en consonancia con su vestuario.

La exposición ha estado en la Feria de Arte Contemporáneo en Londres con la galería My Life in Art, en el ArtBasel de Miami, Hong Kong o Madrid (echo en falta que ninguna galería de Barcelona se haya interesado por esta excelente muestra).

skins-6

Son más de 40 las fotografías que ha realizado Vallinas para esta colección que pretende reflexionar acerca de la posibles personalidades que se adoptan en diferentes circunstancias y que se pueden ver modificadas a través de un atuendo. El fotógrafo ha querido presentar imágenes creíbles a pesar del montaje, ya que según él el retoque debe mejorar el resultado pero nunca ofrecer un aspecto artificial.

Y tan naturales que son las fotografías, que incluso te recuerdan a personas. Yo tengo la suerte de tener una colgada de la pared de mi casa, gracias al regalo de mi hermana, y son impresionantes.Pero lo mejor de todo es tener el trabajo de un amigo en casa.

Miguel Vallinas Prieto, fótografo publicitario e industrial, dedica gran parte de su tiempo a su obra personal en la que estudia el paisaje entendiendo como tal la naturaleza en estado puro, el paisaje urbano, la arquitectura contemporánea, el retrato, etc. En sus fotografías procura no dejar lugar a la improvisación realizando un estudio previo del lugar, la luz y de todos aquellos factores determinantes. La técnica es primordial en su obra a la hora de realizar las fotografías y en el trabajo posterior de postproducción. Recurre a temas que despiertan un interés personal más allá de la mera contemplación y pretende con ello buscar la reflexión en el otro. Podríamos decir que su trabajo consiste en una búsqueda de la belleza entendida a través de su mirada.

 

 

IMG_9951

 

Más info en: www.miguelvallinas.com

 

IMG_9950

 

(Esta foto es la que tengo colgada de mi casa, regalo de Reyes de mi hermana)

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Todos sabemos que el vermut es más que una tradición, es un ritual y es toda una cultura. Y cada vez está más de moda. No hay más que ver como van abriendo nuevos locales distribuidos por toda Barcelona. A mi personalmente me gusta mucho el vermut tinto y comprarlo a granel por las bodegas que hay en el Born.

Precisamente para potenciar esta cultura del vermut nacen los Premios Vinari de los Vermuts catalanes, orientados a fomentar la excelencia y difundir la calidad de esta bebida de raíces profundas en Cataluña y más allá.

 

Las catas y los premios se entregarán en Reus, dado que la ciudad es considerada la capital de referencia de los vermuts catalanes al menos
desde el siglo XIX. Los vermuts se podrán presentar en tres categorías, una reservada a los vermuts blancos, dorados o rosados; otra para los tintos clásicos y una más para los vermuts tintos de reserva.

vetmut_esbien-1

La cata de los vermuts se dividirá en dos sesiones profesionales el 13 y 24 de abril. El primer día, un jurado de sommeliers, enólogos, cocineros, camareros y periodistas especializados calificará todo el abanico de vermuts catalanes y seleccionará los que pasarán a la final del día 24. Durante la jornada del 24 de abril, el jurado determinará cuáles son los vermuts ganadores de las medallas de Oro, Plata, Bronce y Grande Vinari de Oro al mejor vermut catalán 2015. Esta iniciativa de los Premios Vinari de los vermuts catalanes tiene el apoyo de varias entidades del sector, como la Asociación Catalana de Sommeliers (ACS), la Asociación Catalana de Enòlegs (ACE) y el Club del Barman de Cataluña.

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Con mucha curiosidad acudimos a ver el nuevo espacio gastronómico de Barcelona: El Nacional ubicado en pleno Paseo de Gracia en lo que antaño fue un parking de coches, café teatro, una fábrica de tintes, un multiconcesionario de coches antes de la Guerra Civil. Nada más entrar nos encantó el ambiente colonial del espacio, con una luz muy de salón de finales del siglo XIX y con ventiladores de techo colocados por todo el espacio y una decoración muy cuidada.

En un principio pensábamos que íbamos a un lugar de tapeo similar al mercado de San Miguel o de San Antón en Madrid, pero pronto descubrimos que muy poco tenía que ver. El local cuenta con 4 espacios y 4 barras. Un restaurante de carne, un restaurante de pescado, un restaurante de tapas y arroces y un restaurante rápido delicatessen. Cuatro espacios diferenciados que se complementan con 4 barras especializadas en: cerveza, vino, cava y cócteles. Nosotros probamos “La tapería”, por aquello de que somos muy aficionados al picoteo y porque salimos tarde del teatro y era lo más rápido para comer algo. Tuvimos que hacer poca cola para que nos sentaran en la mesa, sí, habéis leído bien, para ir de tapas te sientan en la mesa y que una camarera, no del todo simpática, nos quisiera vender la moto de que o pedíamostapas frías o no íbamos a tener suerte porque las calientes escaseaban y no iban a salir más. Decidimos no hacerle caso y optamos por esperar a que salieran calientes y, salieron, y muchas.

Los camareros, vestidos de Replay, cantaban las tapas como si estuviéramos en un chiringuito de Málaga, cosa que me pareció muy atractivo. Lo que no me pareció tanto fue que las tapas eran mini tapas. Optamos por la croquetas (dos) para abrir boca, para seguir por un arroz negro, un solomillo con pimientos, un sucedáneo de huevos rotos, que creo que el huevo era de codorniz por lo pequeño que era y dos bombas “Barceloneta”. Todo ello lo acompañamos con dos cañas servidas en un bote de mermelada o conservas, muy original la verdad. El resultado: nos quedamos con hambre y por todo ello nos pasaron una cuenta de 30 euros (las tapas tienen un coste medio de 4,5 euros cada ración).

 

Con lo que lo ponemos en la lista a El Nacional de que no es necesario volver, a no ser que moderen sus precios. Resumiendo, el local espectacular, un excelente, pero no es un sitio donde haya que ir más de una vez por sus precios sobrecargados y la poca cantidad de las tapas. El otro concepto similar que hay en Barcelona, el “Mercat Princesa” también es caro, pero al menos comes y no te vas con hambre, con lo que creo que “El Nacional” es otro sitio para guiris.

0 Facebook Twitter Google + Pinterest

Esta temporada de invierno, el Born de Barcelona está de enhorabuena con un nuevo local dedicado al placer del chocolate. Se trata de La Xocolateria by Oriol Balaguer. Un espacio muy cuidado donde este producto imprescindible en mi dieta traído del “nuevo mundo” hace más de 500 años es el rey.

¿Quién dijo que en Barcelona no se puede tomar un chocolate con churros? Y no uno cualquiera, sino un chocolate exquisito realizado en el momento con un cazo como el que tenemos en casa y con la firma de Oriol Balaguer,  que durante siete años formó parte del staff de El Bulli junto a Ferran Adrià

La Xocolatería by Oriol Balaguer se sitúa en la calle Fusina número 5 de Barcelona, allí el cliente puede diseñar su propia tableta de chocolate, tomarse un helado personalizado con diversos toppings (chocolate negro, con leche, frutos secos, frutas confitadas, virutas, perlas de anís, galletas, caramelo, pasta de avellana, crispy de lima, mango yogurt), un gofre, una crep, un croissant relleno, un pastel, un bombón o una piruleta o una taza de cacao negro, con leche o blanco.

Todo ello en un ambiente retro moderno decorado con motivos relacionados con el chocolate y que preside un gran mural realizado con azulejos donde se muestra un mapa mundi con la ruta del oro negro dulce.

A pesar del amplio menú de especialidades, quien se lleva la  palma para estos días de invierno es el chocolate con churros horneados. Estamos de acuerdo en que no es el paradigma de la dieta, pero de vez en cuando nos podemos dar este capricho para el cuerpo. Lo puedes pedir solo, con leche, con nata, tamaño mediano, grande o XXL…

Eso si, si decides ir un domingo no vayas mas tarde de las seis de la tarde, porque suele haber cola y cierran a las ocho, con lo que a partir de las 19.30 solo te podrán servir para llevar. Y es que llevártelo a casa tampoco es mala idea, porque han diseñado un sistema muy peculiar de transporte del chocolate y los churros.

En cuanto al servicio, hay que decir que el personal es muy simpático y atento, algo de agradecer en la antipática hostelería de Barcelona. También es rápido, aunque tienen el impedimento de la caja inteligente donde tu mismo te pagas la consumición, algo que ralentiza bastante el servicio.

Si tuviera que poner un pero sería el precio, un poco caro para mi gusto, con lo que es un capricho para el cuerpo que hay que darse una vez a la semana.

En definitiva un nuevo espacio con encanto en El Born donde disfrutar de los placeres del universo del chocolate.

Más info en http://laxocolateria.cat/

Precios

Toppings: desde 0,50 a 1 euro.

Helados: desde el mini por 1,70 al grande por 4,50.

Bombones en forma de haba de cacao: 1 euro.

Chocolate deshecho: desde 2,70 mediano a 4,70 el XXL.

Cafés y tes: entre 1,40 y 2,70.

0 Facebook Twitter Google + Pinterest
Próxima entrada

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-42057872-1