Home Es bien 30 años de V

30 años de V

por ivanlozano

Se cumplen 30 años del estreno en España de V: los visitantes, la mítica serie de extraterrestres con apariencia humana y que tras rasgarles aparecía el lagarto que llevaban dentro.

He de decir que yo era un auténtico forofo de la serie. Por aquel entonces yo tenía 6 años y era sentarte frente al televisor el sábado por la tarde con el bocadillo de Nocilla y empezar a flipar con la nave nodriza, el sonido de sus pistolas futuristas y como no el súper mono de color naranja con unas hombreras imposibles. Quizás lo que menos me gustaba de la serie era cuando los extraterrestres hacían de lagartos y se comían ratones y ratas a tutiplen. Daba un poco de grima la verdad o cuando dejaban ver por un arañazo y puñetazo su apariencia “lagartil”. También me daba un poco de grima… ríete tu del horario infantil protegido.

La trama era muy sencilla, pero enganchaba. Unos extraterrestres que venían a la tierra en son de paz para enseñarnos toda su tecnología… Todo muy bonito, pero lo que realmente querían era nuestro agua, adueñarse del planeta y exterminar a la raza humana… Vamos muy americano.

Los efectos especiales tampoco es que fueran la caña, claro visto con los ojos del siglo XXI, pero era una serie muy de ciencia ficción. Cada disparo láser que salía de esas pistolas tan vintage costaba unos 1.000 dólares a los productores, además de alargar terriblemente la postproducción. Por ello, los creadores de la serie decidieron que la resistencia usaría armas tradicionales, con la excusa de no ser detectadas por los extraterrestres, para así ahorrar costes.

Había dos personajes que me fascinaban, por un lado Mike Donovan, el intrépido cámara de televisión con anhelos de súper héroe y como no, la gran Diana, jefa de la división de los visitantes. También había lagartos buenos como el caso de Willie, que luego se volvió malo malísimo siendo protagonista de Pesadilla en Elm Street.

Recuerdo la cantidad de merchandising que había en torno a la serie. Todas las revistas, con la famosa Teleindiscreta a la cabeza venían con pegatinas de la serie, los quioscos vendían merchandising y gominolas con forma de ratón para comérselas al más puro estilo lagarto. Yo como siempre he sido muy payasete cuando compraba esas gominolas donde “la Leonor” en el quiosco de la plaza de Medina, siempre repetía lo mismo emulando a los personajes de V: los visitantes.

La serie se canceló en 1985 por baja audiencia en Estados Unidos, pillando por sorpresa a todos, incluido su director, Kenneth Jonhson, quien pensaba en continuar la trama y dejó en el aire su argumento al finalizar la tercera temporada. Con lo que la serie original está inconclusa.

Hace pocos años se hizo un remake de la serie, pero como bien dice el refrán… segundas partes nunca fueron buenas. No tuvo el éxito esperado, a pesar de que había algunos personajes de la serie original. En cualquier caso, Felicidades a una serie que formó parte de mi infancia y cuya estética está más viva que nunca en pleno siglo XXI, porque ya sabemos que en moda… todo vuelve.

También deberías ver

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
UA-42057872-1